viernes, 15 de agosto de 2014

SENSACIONES

Qué es la pesca sino una amalgama de sensaciones. Una mezcla de olores y colores, imágenes que se almacenan en un rincón de nuestra memoria y que de vez en cuando recordamos, volviendo a ser almacenadas como un tesoro.



Un día de pesca es un respiro, un balón de oxígeno, un momento zen, es libertad, intimidad y relajación, que solo se rompe en el momento en el que el pez sube y toma nuestra mosca, ese momento que nos hace liberar adrenalina y nos engancha de por vida.




Quizá la pesca es deporte de almas solitarias, de ahí el gran dilema. Pescar solo o en compañía. En mi opinión si lo que pretendemos es pescar y relajarnos, la mejor opción es pescar solo. Aunque hay días que apetece compartir sensaciones, colores y olores con nuestros amigos y compañeros de adicción ...




La grandeza del entorno que nos rodea nos hace sentir minúsculos, como realmente somos. Inmerso en el río me considero parte de él y que menos que comportarme de manera responsable devolviendo a sus aguas los tesoros que guarda y nos regala por un momento.






domingo, 8 de junio de 2014

FOTOS TEMPORADA 2014

Algunas fotos tomadas en las orillas y riberas de nuestros ríos, auténticos oasis repletos de vida.


ARCTIA CAJA (GITANA)
Mariposa nocturna



ARCTIA CAJA 
con las alas plegadas





APORIA CRATAEGI (BLANCA DEL MAJUELO)
Concentración libando sales minerales.





ZERYNTHIA RUMINA (ARLEQUÍN)





LIMENITIS REDUCTA (NINFA DE LOS ARROYOS)




martes, 23 de julio de 2013

SUPERVIVIENTES

Al inicio de temporada tenia incertidumbre de como podía haber afectado la sequía del pasado año a los ríos y su población de truchas.

Fue el año hidrológico mas seco de los últimos setenta años. Gran parte de los arroyos se secaron y algunos ríos dejaron de correr, quedando el agua recogida en algunos pozos.

Por contra este año pinta bien, ha sido generoso en lluvias y nieves, dando un respiro a los ríos que a mediados del verano bajan con buen caudal, pudiéndose pescar cómodamente en ellos que por estás fechas suelen estar impracticables.

El primer día de temporada que acudí a pescar este pequeño gran río salí de dudas. Las truchas que moran en sus aguas son auténticas supervivientes, están adaptadas al medio de tal manera que pueden sobrevivir en aguas que llegan a alcanzar una temperatura de 25 grados centígrados y con muy poco oxígeno.

Así, en un pis-pas ha pasado la temporada, he tenido buenos momentos disfrutando en sus aguas de sus pintonas, luchadoras y bravas como pocas. Cuando veo reflejada mi imagen en el río me siento parte de él, me cuesta abandonar sus orillas y mas el último día de temporada, sabiendo que no volveré a pescar el río hasta dentro de unos cuantos meses.

Este domingo fui a despedirme del pequeño gran río, rodeado de tormentas, apenas pude pescar cómodamente  cuatro o cinco horas, suficientes para disfrutar del entorno y de las picadas espectaculares de unas cuantas truchas.

De continuar este año la tendencia de lluvias y nieves los ríos pueden salirse. Ojalá sea así.

Nutria, martín pescador, azor, zorro y corzo, entre otros, fueron algunos de los animalillos que salieron a mi paso y que me alegraron el día. Qué más se puede pedir, ver vida es para mi sentirme vivo.

HASTA LA TEMPORADA QUE VIENE PEQUEÑO GRAN RÍO.











domingo, 14 de octubre de 2012

DESPEDIDA Y BRINDIS TEMPORADA 2012

Llegó el momento de colgar la caña y despedirse de los ríos. Lo de despedirse es a medias ya que pienso dar buenas caminatas por sus orillas durante buena parte del otoño e invierno, me siento bastante unido a los ríos y no solo los veo como un lugar donde pescar.

Hace unos meses teníamos la ilusión de disfrutar de unas memorables jornadas de pesca, a nivel particular puedo comentar que la sequía y la falta de agua ha marcado la temporada, no en todos los ríos ha hecho el mismo daño, pero si que en algunos la huella y sus consecuencias las notaremos y sufriremos durante la temporada 2013.

La despedida ha sido compartida y vivida con cuatro (+1 que no pudo asistir) buenos colegas, los cuales compartimos la pasión por la pesca y por la conservación de los ríos.

Pescar durante el otoño tiene un olor y color especial, la suave brisa, el frescor otoñal, los colores amarillos de chopos y los tonos rojizos de arces, serbales y mostajos disparan las sensaciones. Este espectro de colores reflejados en las transparentes aguas relajan y esto se nota a la hora de pescar.














Como colofón, los colegas brindamos por la ya vivida temporada 2012 y por todas las que disfrutemos en un futuro, la siguiente será la 2013.

¡¡Que bien sabe el cava a la orilla del río!!. Todo un detallazo Paco,
y esa tortilla afro-española rica, rica, Gaby.

Ahora toca montar moscas, estar recogido viendo llover tras la ventana de casa. Ojalá sea un otoño, invierno y primavera lluviosos de verdad, que resuciten a nuestros mal trechos ríos.








miércoles, 15 de agosto de 2012

EL AGUA ES VIDA.


Cuando se darán cuenta de la importancia de mantener unos ríos vivos, limpios y bien conservados.

Ecosistemas llenos de vida, verdaderos oasis dentro de un País seco y abrasador.



domingo, 12 de agosto de 2012

MALOS TIEMPOS PARA LA PESCA A MOSCA


Mes de agosto pescando en un río un tanto tacañote, que ofrece capturas a cuenta gotas. Cada trucha conseguida es un verdadero tesoro.

                                       
Isma a primera hora, metiéndose en una tabla donde un par de truchas se estaban cebando a las pequeñas caenis. 


Posturas ideales para la subida de una gran trucha, pero la realidad es otra. Mucho río y poca trucha. Quizá este equivocado, el mes de agosto es malo para la pesca a mosca, altas temperaturas tanto ambientales como del agua hacen que apenas se produzcan eclosiones, las truchas estarán de vacaciones.  


Resultado, un par de truchas cada uno mas alguna subida fallada. 



Solo por estar junto al río haciendo unos lances y disfrutando del paisaje merece la pena.




La trucha del día, subió en un blando tras una piedra en una zona de fuertes corrientes. A una imitación de trico en paracaidas.

Viendo los resultados de las últimas salidas he decidido hacer una pausa durante el mes de agosto y dejar la pesca hasta septiembre. Mucho calor, muchos kilómetros hacen mella en mi animo. La actividad en los ríos del centro es casi nula.

martes, 24 de julio de 2012

Y EL LUCERO COMO COMPAÑERO



Días de mucho calor y en periodo de vacaciones. Puse el despertador a las 4,35 hora un tanto rara, con los años uno se vuelve un manias. A las 3,35 estaba dando bandazos en la cama asado de calor y sin pegar ojo, di un salto de la cama me preparé un café bien cargado con un par de tostadas y para el río.





Salí de casa a 21 grados, llegando al destino el termómetro marcaba 6 grados. Esto es calidad de vida en julio y durmiendo con una mantita.

El lucero me acompaño hasta la orilla del río. Apenas había sonidos, solo el murmullo del agua en la lejanía y el trino del chotacabras.


Chotacabras           (Si no conoces al Chotacabras pincha en el nombre)





El río como era de esperar bajaba con un caudal menguado por el estío. Me puse a pescar a las 7,30, viendo la ausencia de picadas opté por bajar mas tramo de río. Cuando entro el sol y pese a mi intuición las truchas empezaron a subir a la mosca y no pararon en todo el día. Incluso en las horas centrales las truchas estaban puestas y salieron las mas majas de tamaño.
  






        









Esta imitación de tricóptero o plecóptero en paracaídas fue la que mas truchas me dio. Incluso en aguas paradas movió truchas. La royal coachman a primera hora y una efémera montada en palmer, anzuelo nº 18 con alas grises y cuerpo naranja, brincada en huevo, fue la utilizada para un par de truchas que estaban selectivas y rechazaron los otros montajes. Con esas moscas pesqué y disfruté como un enano.




Hembra de Sapo Común, que vería en mi para acercarse tanto.




Entre lances, truchas, insectos, un par de jabalíes que cruzaron el río a unos metros de mi y el vuelo de los buitres leonados, ensimismado con la pesca y con mis pensamientos, entre el alba y el ocaso discurrió el día. 
Un gran día, un día en el que te sientes el ser mas afortunado del planeta y esos días por desgracia no abundan.